miércoles, 2 de diciembre de 2015

FATIMA MERNISSI "IN MEMORIAM"


La reciente desaparición de esta relevante socióloga y feminista marroquí, que nos acompañó durante los primeros años de andadura de nuestra editorial, no solo por la publicación de algunos de sus libros más importantes (Marruecos a través de sus mujeres, 1989; El miedo a la modernidad. Islam y democracia, 1992; El harén político. El Profeta y las mujeres, 1999; y el menos conocido, al verse en aquellos años obligada a publicarlo con el seudónimo de Fatna Aít Sabah, La mujer en el inconsciente musulmán, 1999), sino también por la privilegiada relación que mantuvo con su traductora y editora, nos ha movido a publicar este blog en su memoria y para dar a conocer sus aportaciones fundamentales para una aproximación al islam en las antípodas de la lectura falseada e interesada del Corán que han impuesto las monarquías feudales del Golfo y sus acólitos integristas.


Comenzar esta nota en recuerdo de Fatima Mernissi diciendo que su muerte me ha sorprendido —la muerte sorprende siempre, incluso a quien la está esperando—  suena a viejo, a manido… pero en el caso de Fatima no es un tópico: era tal su vitalidad, su presencia de ánimo, su risa franca, que parecía impensable que algún día desapareciera. Mi primer recuerdo de esta intelectual y activista social marroquí, me retrotrae a los años 90, a la IV Feria del Libro Feminista de Barcelona, cuando ya estábamos en tratos para publicar su primer libro en España: Marruecos a través de sus mujeres. La veo entrar majestuosa —una verdadera princesa oriental en medio de la austeridad feminista europea del momento— en la gran sala donde se celebraba la mesa redonda “Feminismo, fundamentalismo religioso y laicismo multicultural”, presidida por María Àngels Roque. Momentos antes había habido un incidente con unas jóvenes que se cubrían la cabeza con el velo islámico. Fatima comenzó su intervención diciéndose atemorizada ante la presencia de un gran crucificado que pendía de la pared: a su mente llegaba el eco de las persecuciones de la Inquisición, de las cabalgaduras de los cruzados… Con aplomo e ironía zanjó el malentendido religioso. Fueron años de colaboración, de complicidad, de publicación de libros: El harén político, el Profeta y las mujeres; El miedo a la modernidad. Islam y democracia… Sala de los espejos del Círculo de Bellas Artes de Madrid, otro recuerdo remoto y vívido al mismo tiempo: en círculo, ella y un grupo de mujeres construíamos alborotadas, quitándonos la palabra de la boca, un puente entre España y la orilla sur del Mediterráneo. Un sueño, sí, pero un sueño necesario. Después, fue el reconocimiento de su altura intelectual, la publicación de nuevos títulos, el Príncipe de Asturias, las largas entrevistas en los medios más importantes del país. Y ahora esto: su desaparición. Larga vida a su recuerdo.

In memoriam

Inmaculada Jiménez Morell, ABC, 1 de diciembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada